Saltar al contenido
Aparatos de Medicion

¿Cómo calibro mi anemómetro?

Claro que si utilizas tu anemómetro es esencial, calibrarlo par que te dé medidas exactas y confiables. Las mediciones deben de ser precisa, por lo cual es importes mantenerlo calibrado. Aquí te mostraremos los pasos que debes de seguir para mantener una precisión correcta la hora de medir.

Índice

    Paso 1. Conocer tu anemómetro

    Antes de realizar su calibración es importante, conoces su rango de velocidad de viento que puede medir tu anemómetro. Esto te dará una idea que cuál es la precisión que debe de ter después de la calibración.

    Paso 2. Selecciona un estándar de calibración

    La calibración involucra comparar las medidas de tu anemómetro con un estándar de referencia conocido.  Este tipo de estándar puede ser algún otro anemómetro certificado o algún dispositivo de medición de viento confiable. Debes de afirmar que el estándar sea bastante preciso que el anemómetro que este quieras calibrar.

    Paso 3. Condiciones de calibración

    Es esencial hacer el proceso de calibración en condiciones controladas. Es importe evitar corriendo de aire o turbulencias o cualquier otro tipo de variaciones extremas de temperatura.  Un laboratorio de calibración es el lugar excelente para realizar la calibración, pero si lo vas a realizar al aire libre es importante buscar un lugar tranquilo y sin cambios climáticos drásticos.

    Paso 4. Medir y comparar

    Coloca tu anemómetro y el estándar de calibración es la misma ubicación y altura. Deja que ambos dispositivos realicen su trabajo y capten las medidas.  En seguida compara los datos.  Asegúrate que la medida sea sólida.

    Paso 5.  Ajusten si son necesarios

    Si observas diferencias muy notorias es importe cambiar manualmente si es que tu anemómetro te lo permite, por otra parte, si no te deja, es necesario acudir con una persona técnica que sea capacitado para este tipo de sistemas.

    Paso 6. Registro y documentación

    Utiliza un registro detallado de todo el proceso de calibración, incluye las mediciones, ajustes (si es que los hubo), fecha y condiciones ambientales. Es importe contra con este documento par tener un historial de calibración y para demostrar la precisión de su anemómetro en caso de ser necesario.

    Frecuencia de calibración

    La frecuencia de calibración puede variar según la industria y la importancia de las mediciones. En varios anemómetros se recomienda calibrar cada año o cada dos años. Sin embargo, si su anemómetro se usa en condiciones extremas o críticas, las calibraciones debes de ser más frecuentes.

    Recuerda que la calibración es fundamental para garantizar cálculos precisos y confiables.  No subestimes su importancia. Mantener tu anemómetro en la mejor precisión posible, es importante asegurar que sea preciso.

    Opciones de Cookies